feb12

Los mozos se cuelan entre los bueyes. Abren brecha. Las espaldas se retuercen al sentir a los toros ahí mismo. La velocidad es de crucero. La última cuesta arriba no hace mella en la torada. De hecho, se crecen: el toro burraco se lanza en tromba contra la acera diestra. Faltan 12 días.

Tags

Comments are closed