Javier Castaño recibió merecido homenaje por parte del Bolsín Taurino con una velada cultural por sus 20 años del triunfo en Miróbriga, que finalizó de manera brillante entre sones charros y gitanos. El patriarca bolsinista, Miguel Cid, el ganadero y articulista, Juan Carlos Martín Aparicio, y el periodista mirobrigense Javier Lorenzo -autor de ‘Castaño: Alma de Acero’– dieron debida apertura a un acto que arrancó como hace 20 años, con Javier Castaño realizando una entrada triunfal en el Teatro Nuevo tal si fuera el triunfador de la 61 edición del Bolsín.  Las imágenes de aquél Castaño incipiente sazonaron un homenaje sobrio y sincero al valor y la entrega de Castaño, tanto en taurina como personalmente.

Seguidamente, los sones de la gaita y el tamboril se ensamblaron con el cante flamenco y el empaque de la tauromaquia: los sones gitanos corrieron, con gran acierto y quejío, a cargo de Emilio y Dalia Salazar, Alicia Almeida conquistó a Miróbriga con su baile flamenco; mientras que el novillero Antonio Grande -triunfador del Bolsín en 2014- le dio temple moviendo los trastos al son de una música empastada con el bien hacer tamborilero de José Ramón Cid Cebrián; ideólogo de una gala que marca un antes y un después en el precaranval cultural.

Tags

Comments are closed