Feb15-Emilio

El maletilla juega el muletazo entre dos aguas: en la frontera de los terrenos de sol con la sombra. El lleno de impresión, total y absoluto, en los tablaos [y más] envuelven el derechazo. Lo arropan y lo mecen. Los tres ojos de la balconada de la Casa Consistorial absorben el lance desde su situación privilegiada. Lo toman; lo hacen propio. Hasta el punto de que lo enmarcan en piedra. Faltan 14 días.

Tags

Comments are closed