B7KLDsJIAAA8R9_

Fuente: www.ciudadrodrigoaldia.es

Cuando queda un mes y un día para el arranque del Carnaval del Toro 2015 Ciudad Rodrigo ha comenzado a ponerse su disfraz carnavalero. En la mañana del lunes tuvo lugar la colocación de las primeras agujas que delimitarán el recorrido de los encierros.

Como es tradición, las primeras agujas en colocarse fueron las del inicio de la calleja de Valhondo y de la zona de La Puentecilla, un punto que de esta forma se convierte en delicado hasta que se retiren las agujas, ya que se trata de una bajada en curva que a partir de ahora tiene nuevos obstáculos en sus laterales –Ciudad Rodrigo Al Día ya recabó en la misma mañana del lunes una queja por este motivo-.

Además de la peligrosidad de ese punto, no hay que olvidar que se trata de unas agujas que sólo se emplearán un día: el domingo 15 de febrero, para el encierro a caballo.

Las agujas empezaron a ser colocadas por trabajadores permanentes del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, junto con otros contratados para llevar a cabo la labor de montaje y desmontaje de las agujas. Todos ellos realizaron varios viajes en la mañana del lunes desde el lugar donde están guardadas las agujas el resto del año –en la parte trasera de la nave municipal de ferias- hasta la zona donde empezaron a ser colocadas.

A lo largo de los próximos días y semanas, los citados trabajadores irán colocando, sin prisa pero sin pausa, todas las agujas del recorrido, que cada año son más, debido a que en la Avenida Conde de Foxá se ha decidido colocar agujas en todo el trayecto en vez de que las paredes de los edificios fueran barreras naturales.

Pasado el Carnaval, tocará su recogida, que curiosamente no se realiza en el mismo orden. Así, a la hora de la retirada, se dejan para el final aquellas agujas que menos molestan, como son las de pequeño tamaño que se han colocado otros años en el tramo de la Avenida Conde de Foxá comprendido entre las confluencias de las calles Cardenal Tavera y Wetones.

Como confirma Pedro Muñoz, presidente de la Comisión Taurina del Carnaval, los encierros urbanos mantendrán el mismo recorrido de los últimos años, saliendo de un corral que se instalará en un solar entre las calles Duero y Miño. Mientras, los desencierros concluirán en los toriles de San Pelayo. La variación de este año respecto al Carnaval del año pasado se produce en el encierro a caballo, ya que la salida estará en las instalaciones del Centro Ecuestre Casasola.

La otra novedad común que tendrán todos los encierros, tanto urbanos como a caballo, es que todos ellos tendrán en su recorrido cuatro nuevos ‘obstáculos’: los dos pasos elevados y los dos lomos de asno que fueron construidos por el Consistorio durante el año pasado –en julio- en la Avenida Conde de Foxá para reducir la velocidad de los vehículos a la hora de circular.

 

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *