La murga femenina ‘Amanece que no es poco’ se estrenó cosechando un rotundo éxito en el precarnaval de Miróbriga. Ataviadas de riguroso pantalón negro y camisa blanca intercaladas con los toques más puros del carnaval como las máscaras, los anteojos, las corbatas y las pelucas aparecieron en escena las cerca de 30 integrantes de una agrupación, que al margen del resto de actividades que llevan al cabo del año, se puede decir que ya es musical y caranvalera, y con todo derecho. Con la ‘clásica’ ‘Por primera vez’ descorcharon una actuación que aprovechó la música tradicional de las distintas murgas mirobrigenses -que recordaron son más antiguas que las chirigotas gaditanas y las comparsas tinerfeñas- para dar su visión de los diferentes temas de actualidad. Así, el alcalde Juan Tomás Muñoz y la concejal Begoña Moro fueron el blanco local sobre el que recayó su ‘ira’. Del mismo modo, los grandes temas nacionales -como el caso Urdangarín- o lacras sociales como la violencia machista también salieron a la palestra. Tras recordar la anterior de la murga femenina en el Carnaval -datada en 1958-, ‘Amanece que no es poco’ se despidió con el ‘tridente mágico’ de la música carnavalera: ‘Somos del puente’, ‘Vals Toñito’ [Campana Gorda] e ‘Invitación’ [Forastero], antes de volver a reversionar como cierre ‘Mi gran noche’ de Raphael, tras la petición unánime del público asistente -que, por cierto, llenó por completo el aforo del Teatro Nuevo ‘Fernando Arrabal’- que solicitó una «canción más».

Category
Tags

Comments are closed