La presentación del Libro del Carnaval es “la referencia inicial” de las Fiestas Grandes del 2019, tal y como definió el propio alcalde Juan Tomás Muñoz nada más abrirse el telón y dar la bienvenida de manera oficial al conocido como Precaranval Cultural. El acto contó no solo con la intervención del propio alcalde, sino además con la de la concejala delegada de Cultura [Azahara Martín], quien fue desgranando los entresijos de un Libro que rebaja su volúmen y rebaja la barrera de las 500 páginas tras haber disminuido de volumen hasta las 496. El Carnaval de hace un siglo y las referencias a la declaración de la Ciudad como Conjunto Histórico Artístico hace 75 años se entremezclan con las habituales crónicas locales -entre ellas la del pasado Carnaval con un amplio reportaje fotográfico- junto con las colaboraciones, dando forma al ejemplar número 40 del Libro del Carnaval que tiene un precio de venta de 12 euros y del que se han elaborado 1.000 ejemplares.

El colofón al acto lo puso la emisión de un resumen-documental del Carnaval de hace 20 años -1999- en el que el público asistente al acto rememoró viejas hazañas carnavaleras. Así, de este modo, Tina Vicente, Joaquín Sánchez ‘Tato’, Agustín Santos y José Luis Ramos
tendieron un puente entre las dos décadas del Carnaval y rememoraron de viva voz las andanzas de unas Fiestas Grandes en las que lució el sol de cabo a rabo, de Viernes a Martes. Fernando López Amor fue el pregonero del «último Carnaval del siglo» y abarrotó no solo el Teatro Nuevo ‘Fernando Arrabal’ sino la Plaza Mayor para escuchar un pregoncillo «de libertad». El miedo al terrorismo y el canto a la “libertad” del Carnaval fueron el eje de su intervención. María Rosa Vegas Sánchez fue Reina del Carnaval del Toro de 1999; mientras que Matías Tejela [“De Alcalá de Heneras”, apuntó Ángel de Elías] fue Triunfador del Bolsín.

Revisado aquél Precarnaval llegó el torno para el Carnaval del Toro. El de la penúltima cogida de Conrado en el Carnaval: el toro del Aguardiente de Hermanos Criado, que salió del Registro [el piso aún con arena], avasalló de salida al maletilla y lo estrelló, tras prenderlo por el jersey, contra las agujas frente a la Puerta del Conde. El encierro de mansos, protagonizado por cuatro bueyes de Manuel Santiago Corvo, había abierto el Carnaval cinco días antes. La divisa del Guijo de Malvarín aportó las dos capeas nocturnas, así como el encierro del Lunes -tal y como sucederá este ya inminente Carnaval del Toro de dos décadas después- y el extinto encierro infantil, que contó con cuatro añojos. El encierro a caballo del Domingo contó con utreros de Rafael Santos Moreno de Los Vallicos, retomándose, tras un breve paréntesis, la tradición del traslado de los toros desde la finca de origen hasta Casasola para desde allí poner rumbo a Miróbriga el mismo Domingo de Carnaval. Como detalle: uno de los toros rompió la formación y encaró la Calleja, y solo la pericia de los caballistas evitó que los toros corrieran por Miróbirga un día antes de lo previsto. El descenso hasta Miróbriga se produjo por la Cañada hasta el mismo cruce con el ‘Vado de las Vacas’ antes de girar noventa grados hacia la derecha y tomar la carratera de Sanjuanejo en dirección hacia Ciudad Rodrigo. Los encierros del Carnaval de 1999 los habían abierto los toros de Mercedes Pérez Tabernero. Toros de Ángel Cañitas ‘El Vaqueril’ para cerrar el Carnaval. Cristina Sánchez fue protagonista indiscutible de unos Festivales del Carnaval que contaron con El Fundi, Andrés Sánchez, El Litri, El Tato, Vicente Barrera y los espadas mirobrigenses José Luis Ramos y José Ramón Martín -Martes y Sábado, respectivamente-. Los desfiles de Carrozas y disfraces coronan el resumen. La mecha hacia el Carnaval del 2019 ya está encendida: “¡Feliz Carnaval!”, ha sido, de hecho, la despedida.

Tags

Comments are closed