Los preparativos para el Carnaval del Toro alcanzaron durante la mañana de este miércoles otro punto de no retorno: la Plaza Mayor comenzó su particular transformación en coso taurino; como es costumbre, lo primero que se procedió a levantar fueron los toriles de apoyo instalados bajo los soportales de la Casa Consistorial, junto con el primer tramo del Callejón que une los chiqueros y el oblongo mirobirgense. A lo largo de la próxima semana se colocarán las barreras que cierran el coso taurino, para ya durante el fin de semana levantarse los tradicionales tablaos. En otro orden de cosas, desde este pasado martes el paseo Fernando Arrabal ha empezado a acoger las primeras casetas de las 16 peñas que se instalan allí. No será hasta el fin de semana cuando se dispare el montaje de las casetas tanto en el citado paseo de Arrabal como las clásicas de la Plazuela del Buen Alcande.

Tags

Comments are closed