cambronell2HERMANOS CAMBRONELLENCIERRO DEL MARTES DE CARNAVAL (13 de Febrero)
Encaste: Amalgama de sangres, principalmente Torrestrella aunque también tiene Núñez y Domecq.
Asociación: Asociación de Ganaderías de Lidia.
Finca: ‘Herreros de Salvatierra’, Pedrosillo de los Aires (Salamanca).
Divisa: Morada y granate.
Señal oreja: orejisana en ambas.

La ganadería de los Hermanos Cambronell hace récord este Carnaval del Toro del 2018: ninguna ganadería había logrado lidiar cuatro encierros consecutivos en Ciudad Rodrigo en todo el siglo XXI. La divisa local de los Hermanos Sánchez Herrero encabezaba hasta el presente Antruejo ese podio con tres carnavales consecutivos (en dos ocasiones: del 2001 al 2003 y del 2005 al 2007): pero nunca cuatro. De este modo la divisa de Herreros de Salvatierra (Pedrosillo de los Aires) entra por la puerta grande en el ‘top 5’ de ganaderías con más toros corridos en el Carnaval: este Antruejo superará la veintena (21) y tan solo tendrá por delante a la propia Sánchez Herrero, Jacinto Ortega, El Canario y Los Bayones [por ese orden].

Al igual que los ‘rabosos’ de Alvarillo, los toros de los Hermanos Cambronell han echado raíces el Martes de Carnaval: han cerrado el Antruejo en las tres últimas ediciones. Y más. En dos de los tres precedentes en Miróbriga acabaron de la mejor manera posible: alzándose con el trofeo a la bravura ‘Manuel Santos Alcalde’. Lo hicieron en su debut en Miróbriga (Sábado de Carnaval del año 2015) con ‘Escritor’ (número 22): toro recogido de cuerna, bien comido, redondo, armónico; que se empleó con celo depredador en el encierro (un herido muy grave) y, luego, en la capea derrochó humillación: el rabo levantado en una tanda al natural del maletilla Marco Antonio Gómez (la muleta en la mano izquierda). El Carnaval pasado también hubo premio: Graduado (número 12): negro de capa, el pelo astracanado. Rizo. El pitón hacia adelante y luego vuelto hacia arriba. Acapachado. Voló en el encierro: fue el primero de los seis toros de Hermanos Cambronell en llegar a los bajos de la Casa Consistorial y, de este modo, completar la carrera. Luego, en la capea vespertina no rehuyó un lance. Remató en los burladeros.

El ‘goterón’ de sangre Torrestrella abre un abanico de capas en cada encierro: negros, castaños, colorados y entrepelados como pelajes primarios. Accidentes, después: salpicados, bragados, meanos. El encierro del 2018 transcurre por esos fueros. Y recupera el pelaje burraco con el que se cerró el Carnaval del Toro del 2016.

Tags

Comments are closed