La Subasta de Tablaos volvió la noche de este lunes por sus fueros. Fuego real: pujas a mano alzada y piques por quedarse con los dos tablos pequeños [números 34 y 35] ubicados en la fachada de Abarca que quedaron libre en el periodo de renovación. En total, hasta cinco montadores diferentes han participado activamente de una Subasta en la que el tablao número 34 [que recordemos tenía un precio de salida de 234 euros] se ha incrementado hasta los 1.250; fruto del ‘pique’ entre tres licitantes, que rechazaron en un primer momento sortear la ‘compra’ del tablao y que se batieron a mano alzada hasta que José Antonio Domínguez paró «a la de tres» la puja en 1.250 euros a favor de Víctor Flores Martín. El tablao 35, por su parte, también vivió un toma y daca a menor escala: adjudicado entre dos postores por un importe de 450 euros [el doble del precio de salida: también 234] a Sergio Román Bernal.

Una vez cerrada la Subasta, los montadores tomaron, como es habitual la palabra para hacerle llegar al Consistorio sus quejas e impresiones. En este sentido, se preguntó por la «validez» de la comisión en torno a los tablaos y como propuesta se lanzó que de cara al 2018 cambios en la estructura de los festivales y novilladas del Carnaval del Toro -que actualmente se reparte en un Festival picado, una novillada con caballos y otras dos sin caballos para los triunfadores bolsinistas, a los que se le suma el apéndice de una exhibición de recortes».

Tags

Comments are closed