15936475_1418546278156573_5212362801490780312_o

El precarnaval del 2017 ya está en marcha. En la mediodía de este sábado 14 de enero se celebraron la clásica eucaristía por los bolsinistas difuntos el pasado 2016 -que se celebró en la Venerable Orden Tercera oficiada por el sacerdote bolsinista Alfredo Ramajo-, así como la comida de ganaderos que da el pistoletazo de salida a la 61 temporada del Bolsín: los miembros de la familia bolsinista compartió mesa y mental en el restaurante ‘Estoril’ con los ganaderos charros, entre los que se encontraban Justo Hernández (propietario de los hierros de Garcigrande o Domingo Hernández) o José Ignacio Sánchez -representante de la divisa de Pedraza de Yeltes, y que esta edición del Bolsín dona un novillo para la Gran Final-.

Durante la comida se dio lectura a una carta enviada al presidente de la institución bolsinista -Sito Sevillano- por Manuel Delgado Sánchez Arjona, nuevo patriarca de los ganaderos, y que no pudo acudir al acto por problemas derivados de la edad (87 años).

La carta remitida al Bolsín Taurino es la siguiente:

Querido presidente Sito, Amigos todos:

No siempre son tristes, como suele decirse, los privilegios de alcanzar una edad provecta (en mi caso, la friolera de 87 años). Gracias a ello me corresponde el honor y la satisfacción de llegar a ‘patriarca’ del Bolsín Taurino Mirobrigense. Aunque eso sí, soy consciente, yo modesto ganadero, de los años luz que me separan del rango taurino de a los que correspondió serlo anteriormente, en particular de mi antecesor Don Antonio Pérez Tabernero.

Modesto sí, pero siempre que tuve ocasión y durante muchos años dispuesto a colaborar –verdad Miguel Ángel, Antonio, Tito, Hermanos Ramos, Manuel…- en todo lo que pudiera dentro de mis posibilidades –la última vez en la final del año 2001-. Por cierto, que aquel encierro fue calificado por la crítica como “bronco y difícil”. Un buen amigo y paisano, comentándolo, me diría: “Por esta vez, Manolo, no se ha cumplido el popular dicho según el cual ‘no hay animal que no se parezca a su dueño’, porque tú tendrás muchos defectos pero así como ‘bronco y difícil’, la verdad es que no”.

A lo largo de la historia, la tauromaquia se ha visto frecuentemente –y ahora también- en trances difíciles. Puesta en cuestión por Papas, reyes, políticos de distinto signo, intelectuales o sectores de opinión, ha salido siempre a flote. Y es que hunde sus raíces en la tradición, en la cultura y en su identidad popular y social; valores todos ellos que defiende y transmite desde hace más de sesenta años este Bolsín. Todo un lujo y un éxito de Abraham Cid y de quiénes lo crearon, de quienes creyeron en su futuro y de los que continuáis tratando de cumplir sus objetivos.

Hoy, tras la bendición del pater, en esta comida de fraternidad a la que mis achaques me impiden asistir, podéis estar seguros de que, como dice la copla, ‘si bien no estoy en presencia, lo estoy con el sentimiento’.

Nada más. ¡Larga vida al Bolsín! ¡Ánimo y suerte para las jóvenes promesas! ¡Un abrazo para todos! Y ¡muy feliz 2017! Os desea sinceramente, Manuel Delgado.

Tags

Comments are closed