10ene

Toro suelto. El hocico adelantado. Los pechos como timón para lanzar una arrancada de terror. El mozo aprieta los dientes y emprende una huida, irremediablemente, hacia adelante. La mirada del toro fija en la carrera: va a por él. Dureza y belleza concentradas en la subida de El Registro.  Faltan 30 días.

Tags

Comments are closed