feb9

En cualquier rincón de Miróbriga surge la sorpresa: un maletilla, la plaza improvisada, el tendido lleno. Los árboles desnudos sirven de barrera. El terreno del toro, para más inri. Los muletazos ligados. Y el olé final. ¡Faltan 15 días!

Tags

Comments are closed